Corres por la vida?, detente, respira, camina y observa

  • Posted on mayo 14, 2010 at 5:03 pm

Hoy por la mañana, cuando hacia mi deporte diario, junto a Woofy mi perro, me detuve a pensar y observar la gente que corre tambien en el parque. Pense todos estamos aqui talvez con un objetivo, mantener el cuerpo y el espiritu sano.
Pero tambien sentí, que la gente en general, va por la vida corriendo, queremos vivir rapido, correr, llegar a la meta que nos fijamos, y a veces simplemente, no nos damos cuenta, de las oportunidades que estan a los costados.

Creo que a veces tenemos que tomar el tiempo de caminar en la vida, tomar un respiro, y observar en donde estamos y a donde queremos llegar.
No es, en el correr, sino, en el caminar despacio, en donde podemos ver las oportunidades que se encuentran a los costados, las cuales pueden ser atajos para llegar a nuestra meta, o talvez turbulencias, que nos daran experiencia.

Mientras caminábamos Woofy y yo, pasaron por nuestro camino dos bicicletas y una atleta. Woffy, con su carácter juguetón, se soltó, corrió detras de las bicicletas, Yo me obligué a detener mi camino para sujetar nuevamente a mi compañero de viaje y retomar el camino.

Y me dí cuenta de que a veces ocurren en la vida cosas inesperadas, no necesariamente causadas por nosotros mismos sino por terceros. pero si es nuestro interes llegar a donde deseamos, depende solo de nosotros poner las cosas y las situaciones en el camino correcto, dar nuestro esfuerzo, y lo mejor de ti mismo, para retomar y seguir el camino.

DIOS ES LA FUERZA QUE NOS GUIA Y NOS SOSTIENE EN EL CAMINO

Mientras continuaba caminando, sosteniendo la cuerda ,de mi perrito Woofy, disfruté mirando como el vive su camino sin miedo, disfruta del paisaje, las plantas, la laguna y los patos, juega con las piedritas del camino, salta y corre, sintiendose libre, aflorando su carácter curioso. El no se imagina cual hasta donde vamos a llegar. Simplemente, disfruta el camino, y me sigue feliz y con los ojos cerrados de confianza, pero al mismo tiempo, con los ojos abiertos para disfrutar todo a su alrededor.
Yo por mi parte, tenia fija la mente cual era el punto al que quería llegar, moviendome, buscando el mejor camino, y sosteniendo a mi amigo Woffy en su paseo por el parque. Fue ahí que me dije a mi misma, así es Dios con nosotros.

En esta historia yo represento a Dios, Woofy representa a la gente, y la cuerda, la fuerza, energía y amor de Dios que nos sostiene.
El sabe a donde nos lleva. Nos sostiene siempre en el camino, si un momento nos aflojamos, y tambaleamos, el nos vuelve a ajustar, pero nunca nos abandona, siempre nos sostiene.
El tiene ya nuestro plan de vida, y nos guía en el camino hasta llegar.
A veces nos distraemos, jugando, pero si confiamos en su amor, y tenemos fe, entonces todo esta bien. Con los ojos cerrados, confío en Dios. Con los ojos abiertos voy en mi caminar, para conocer, para aprender, para seguir.

Comments are closed.